Todo sobre los gatos atigrados rojos

El gato rojo es un tipo común que siempre tiene un patrón atigrado, y los machos superan en número a las hembras. Son más comúnmente llamados naranja, jengibre, mermelada, amarillo, mantequilla, caramelo o caramelo.

Los gatos rojos no son de su propia raza y puedes encontrarlos en muchas razas de gatos, así como en moggies (gatos sin pedigrí). Pueden ser gatos de pelo corto o de pelo largo. Si está buscando un encantador gato de jengibre, tendrá una amplia variedad de razas y abrigos para elegir. Es posible que desee un gato rojo que tenga rayas de tigre o uno con manchas o parches.

1:34

Haga clic en Reproducir para obtener más información sobre los gatos rojos

Personalidad

Muchas personas creen que los gatos rojos tienen personalidades cálidas que combinan con el color de su pelaje, pensando que tienden a ser gatos suaves y amorosos. Sin embargo, los gatos son individuos y es posible que el suyo sea un gato alfa mandón o uno con un temperamento ardiente y ardiente. Las personalidades de los gatos no están tan típicamente vinculadas a las razas como las de los perros. No han sido criados para habilidades y temperamentos como los perros. Pero si está buscando una personalidad específica, comience investigando qué es habitual para diferentes razas de gatos.

El gen rojo

La razón por la que un gato es rojo reside en los genes y cromosomas que el gato ha heredado. El estudio de la genética es tan complicado y detallado que lleva muchos años de estudio concentrado llegar incluso a dominarlo. El gen de color rojo O codifica la producción del pigmento rojo feomelanina. Es dominante, por lo que enmascara todos los demás colores (como el negro y las variantes del negro).

El gen primario de color rojo se transporta en el cromosoma X y, por lo tanto, está ligado al sexo. Un gato macho generalmente tiene un solo cromosoma X, ya que está emparejado con el cromosoma Y y los machos son XY. Una gata tiene dos cromosomas X y son XX.

El gen rojo puede ser la variante O, que produce pigmento rojo, o la variante o que no. Si un hombre hereda la variante O de su madre, será rojo. Si hereda la o, puede expresar el pigmento negro codificado en otros genes. Nunca será rojo y negro (lo que lo haría calico o carey), excepto en casos inusuales de heredar múltiples cromosomas X o fusionarse con un gemelo antes del nacimiento.



Las hembras que tienen O en cada uno de sus cromosomas X (OO) serán rojas. Si son Oo, serán calico o carey y tendrán marcas rojas y negras. Si son oo, serán negros. Debido a que existen estas diferentes combinaciones posibles, las mujeres tienen menos posibilidades de ser solo rojas que los hombres. Alrededor del 80 por ciento de los gatos rojos son machos y solo el 20 por ciento son hembras.

Un gato rojo macho solo puede nacer de una madre que sea roja, calica o carey. Un gato rojo hembra solo puede nacer de un cruce entre un gato rojo macho y un gato hembra rojo, calicó o carey.

Cuando un gato tiene el gen diluido, que está separado del gen del color, tiene un tono rojo más claro que parece un color crema.

Influencia atigrada

Todos los gatos rojos son gatos atigrados. El gen agouti determina si un gato tiene un patrón atigrado o no, pero el gen no agouti no funciona cuando se expresa el pigmento rojo. Aunque algunos gatos rojos (generalmente diluidos) pueden parecer de un color sólido, después de un examen más detallado, verá las rayas pálidas, las espirales o las manchas del gato atigrado. También verá las distintivas marcas faciales tabby, incluida la magnífica 'M' de los gatos tabby.

Los gatitos rojos suelen tener marcas tabby más evidentes. Estos pueden desvanecerse o desaparecer a medida que crecen y se convierten en gatos adultos.

Los patrones tabby incluyen:

  • Tabby caballa con rayas de tigre
  • Tabby clásico con un patrón de diana en los lados o patrón de mariposa en la parte posterior
  • Tabby marcado con marcas tabby principalmente presentes en la cara
  • Tabby manchado con marcas ovales o de roseta en lugar de rayas
  • Atigrado con parches de colores más grandes, así como rayas

Colores de ojos

Si bien los gatitos comienzan con ojos azules, generalmente producirán otros colores a medida que maduran. Los ojos de los gatos rojos pueden ser verdes, dorados o cobrizos. Muchos tienen ojos dorados o de topacio.

Ya sea que los llames rojo, mermelada o naranja, estos gatos de sol te ayudarán a iluminar y aligerar tu hogar y tu vida.