Blue Heeler (perro de ganado australiano): perfil de raza de perro

En este articulo
  • Caracteristicas
  • Historia de la raza
  • Entrenamiento y cuidado
  • Problemas de salud
  • Dieta y Nutricion
  • Dónde adoptar o comprar un Blue Heeler
  • Más investigación

Trabajador, inteligente y leal, eso es un Blue Heeler en pocas palabras. Históricamente, estos perros fueron criados para trabajar en granjas como perros de pastoreo y todavía prosperan cuando tienen un trabajo que hacer. Su lealtad feroz los hace aún mejores trabajadores. Incluso si no trabaja en una granja, puede ponerlos a trabajar. Les encanta resolver acertijos y recuperar juguetes.

Más allá de trabajar, los Blue Heelers aman enormemente a su gente y a veces se los conoce como 'perros de sombra'. Se vuelven intensamente dedicados a su dueño y no les gusta separarse de ellos. Esta es una raza extremadamente activa que felizmente se convertirá en su próximo compañero de carrera o senderismo.

Descripción de la raza

Grupo:Grupo de pastoreo (AKC)

Altura: 17 a 20 pulgadas

Peso: 35 a 50 libras

Abrigo y color: Azul grisáceo con motas



Esperanza de vida:12 a 16 años

Características del Blue Heeler

Nivel de afectoAlto
AmabilidadAlto
Amigable para niñosMedio
Mascota amigableMedio
Necesidades de ejercicioAlto
AlegríaAlto
Nivel de energíaAlto
ViabilidadAlto
InteligenciaAlto
Tendencia a ladrarMedio
Cantidad de derramamientoMedio
ProteccionismoAlto

Historia del Blue Heeler

Los colonos australianos criaron al Blue Heeler para criar ganado durante el siglo XIX. A la raza se le atribuye en gran medida el uso de su experiencia para ayudar a los ganaderos a expandir eficientemente la industria de carne de res australiana.

Después de muchas crías y cruces, los ganaderos desarrollaron un canino sólido y fuerte que podía manejar el clima duro de Australia. Los perros traídos a Australia desde Inglaterra fueron criados con el Dingo australiano nativo para crear los antepasados ​​del Blue Heeler, o Australian Cattle Dog, lo sabes hoy.

En mayo de 1980, el American Cattle Dog fue aceptado para su registro por el American Kennel Club. La raza se volvió elegible para presentarse en el Grupo de trabajo en septiembre de ese año y fue transferida al Grupo de pastoreo en 1983.

Blue Heeler Care

El ejercicio es una parte crítica de la vida de un Blue Heeler. Debido a su herencia trabajadora, la raza ansía la estimulación física y mental regular para mantenerse satisfecha. Les encanta el trabajo, por lo que los juguetes de rompecabezas y los juegos de buscar son excelentes actividades para los Blue Heelers.

A los Blue Heelers no les gusta quedarse solos por largos períodos de tiempo, especialmente en espacios pequeños, así que traiga a su amigo cuando salga a caminar, caminar o nadar.

Si un Blue Heeler no obtiene una salida para su energía, puede aburrirse y ser destructivo al masticar zapatos o muebles. A esta raza le encanta vivir en hogares con un patio cercado o una propiedad segura para correr.

El Blue Heeler reunirá todo lo que se mueva, incluidos los niños y otras mascotas. Por esta razón, los Blue Heelers necesitan socialización y capacitación temprana para comprender qué comportamientos son inaceptables. Si se descuida el entrenamiento temprano, pueden pellizcar a los niños corriendo o jugar demasiado duro con otros animales.

Su abrigo de dos capas significa mucho desprendimiento, especialmente durante la primavera cuando arrojan sus abrigos de invierno. Durante este tiempo, es importante cepillar su Blue Heeler con frecuencia, a veces varias veces al día, para eliminar el vello muerto.

Los Blue Heelers no son cachorros de alto mantenimiento, solo planean bañarlos según sea necesario, cortarles las uñas, cepillarse los dientes y limpiarse las orejas en ocasiones para promover el bienestar.

Problemas de salud comunes

Los Blue Heelers son perros poderosos y atléticos. Como tal, sus articulaciones y ligamentos pueden sufrir desgaste. El desgarro del ligamento cruzado del perro es siempre una preocupación y debe abordarse quirúrgicamente para los cachorros con una larga vida de carrera por delante.

  • La displasia de cadera canina también puede aparecer en Blue Heelers, pero normalmente no se vuelve sintomática hasta los últimos años de vida de un individuo. Los síntomas incluyen cojear, evitar la actividad física y rigidez, especialmente después de una larga noche de descanso.
  • Una condición relativamente común que aparece en Blue Heelers se llama atrofia progresiva de la retina, una afección ocular que implica un deterioro de la retina que conduce a una visión deteriorada. Presta atención a cómo ve tu Blue Heeler de noche y sus pupilas dilatadas. Si bien esta afección es indolora, puede conducir a la ceguera completa.
  • Los Blue Heelers son susceptibles a la sordera. Los indicios de sordera incluyen falta de respuesta al sonido, nerviosismo y ataques inusuales de ladridos.

Dieta y Nutricion

Debido a su naturaleza altamente activa, los Blue Heelers necesitan muchos nutrientes para reponer sus músculos cansados, así como vitaminas para complementar su mente inteligente. Eso requiere una dieta completa y equilibrada.

El tipo de alimento que alimenta a su Heeler debe variar según su etapa de vida, ya que los cachorros tienen diferentes necesidades que los perros adultos.

En general, el croquetas secas es una buena opción para los perros en crecimiento que necesitan algo resistente para ayudar a limpiar sus dientes y encías. A una edad temprana, el sistema digestivo de un perro es lo suficientemente fuerte como para descomponer los alimentos con texturas más ásperas. A medida que crecen, puede ser beneficioso cambiar a una dieta de alimentos enlatados o remojar sus croquetas antes de dárselos, ambas tácticas facilitan el sistema digestivo de un perro.

En primer lugar, los perros activos como Blue Heelers necesitan muchas proteínas. Este debería ser el primer ingrediente listado en cualquier alimento para perros que le compre a su cachorro. El salmón, la carne de res y el pollo son excelentes fuentes de proteínas. Los granos integrales y las verduras también son importantes y estos deberían ser el segundo o tercer ingrediente de la lista en la comida de su perro. Esto asegurará una nutrición adecuada para su cachorro.

Los suplementos pueden ser una buena idea para Blue Heelers; Si no puede encontrar alimentos con suplementos adicionales, considere comprar el suplemento en forma de píldora o líquido para agregar a la dieta de su perro. La glucosamina es una buena opción para promover las articulaciones sanas.

El agua limpia y fresca siempre debe estar disponible.

Perros energéticos para personas activas

Pros

  • Trabajo duro

  • Inteligente y curioso

  • Leal y con ganas de agradar

Contras

  • Requiere una intensa estimulación mental y física o puede aburrirse y ser destructivo

  • No le gusta quedarse atrás; quiere estar con su dueño en todo momento

  • Puede mostrar cierta agresión o sospecha hacia extraños si no se socializa adecuadamente

Dónde adoptar o comprar un Blue Heeler

Revise su refugio de animales local y grupos de rescate para Blue Heelers que necesitan hogares. Varios grupos de rescate a nivel nacional para Blue Heelers proporcionan recursos en línea para encontrar un perro, que incluyen:

  • Asociación Australiana de Rescate de Perros de Ganado
  • Australian Cattle Dog Rescue, Inc.
  • Club de perros de ganado australiano de América

Más razas de perros y más investigación

Antes de decidirse por un Blue Heeler, asegúrese de investigar mucho. Hable con otros propietarios de Blue Heeler, criadores acreditados y grupos de rescate para obtener más información.

Si está interesado en razas similares, investigue estas para comparar los pros y los contras:

  • Perfil de raza Border Collie
  • Perfil de raza de pastor australiano

Hay una gran variedad de razas de perros por ahí. Con un poco de investigación, puede encontrar el adecuado para llevar a casa.