Parásitos comunes en aves

Los parásitos pueden causar serios problemas de salud en las aves, al igual que pueden afectar a otros animales y personas. Más que simples gusanos o ácaros, los parásitos pueden presentarse de muchas formas.

Es importante que los propietarios de aves se familiaricen con los parásitos más comunes que infectan a las aves y los síntomas que causan. Saber qué signos de enfermedad debe buscar puede ayudarlo a asegurarse de que su mascota reciba atención veterinaria inmediata.

Tipos de parásitos de aves

Aquí hay una lista de algunos de los parásitos más comunes que infectan a las aves de compañía y cómo reconocerlos.

Aspergilosis

Este hongo parásito afecta el sistema respiratorio de un ave. Causada por el hongo Aspergillus (y frecuentemente abreviado como 'asper'), esta infección es muy común en los loros, así como en los patos silvestres y otros patos silvestres. Los halcones y halcones cautivos también son susceptibles a la aspergilosis, particularmente cuando se mantienen en condiciones insalubres.

Este hongo se encuentra principalmente en la materia en descomposición, como la basura o una pila de compost, o en una jaula sucia. Un pájaro con aspergilosis mostrará síntomas que se asemejan a la gripe humana, como dificultad para respirar, excrementos anormales o inusuales (incluida diarrea), secreción nasal, costras y pérdida de peso.

El tratamiento de la aspergilosis con antibióticos puede ser exitoso si se detecta temprano. Para un pájaro con un caso crónico de esta infección, el pronóstico no es bueno.



Para prevenir la aspergilosis, mantenga limpia la jaula de su ave, lave todas las frutas y verduras antes de dárselas a su ave y lávese las manos antes y después de manipularla.

Giardia

Este parásito ataca el tracto gastrointestinal de un ave mascota y, como la aspergilosis, puede transmitirse cuando un ave come alimentos contaminados. Los síntomas de Giardia en las aves, como en las personas, incluyen diarrea severa, pérdida de peso y deshidratación. Sus excrementos, extrañamente, pueden parecerse a las palomitas de maíz. Las aves infectadas con Giardia también pueden mostrar arrancamiento de plumas y otros signos de picazón y pueden volverse más vocales.

La giardia es más común en las aves de la familia de los loros, incluidos los periquitos, las cacatúas, las cacatúas, los guacamayos y los loros.

Esta es una enfermedad zoonótica, lo que significa que un ave infectada puede transmitir la infección a un humano, así que tenga cuidado al manipular a su mascota. El lavado frecuente de manos es una de las formas más seguras de prevenir la transmisión de Giardia.

Sarcocystis

Aunque es menos común que otros parásitos, Sarcocystis es la peor pesadilla del dueño de un ave. Estos parásitos pueden causar una infección fatal que tiene algunas variedades diferentes. Uno afecta el sistema neurológico del ave, uno causa enfermedad muscular y un tercero afecta los pulmones y el sistema pulmonar del ave.

Los síntomas de Sarcocystis incluyen letargo, dificultad para respirar, excrementos amarillos, meneo de la cola y, en casos extremos, un pájaro puede morir repentinamente. Al igual que Giardia, Sarcocystis también es zoonótica.

Los ácaros de la cara escamosa

Los ácaros de cara escamosa pueden causar estragos en la piel y el plumaje de un pájaro. Esta condición parasitaria afecta desproporcionadamente a los periquitos, pero también puede infectar a los canarios y a los pinzones.

Como su nombre indica, esta infección se muestra como crecimientos blancos y escamosos en el pico, la boca, las fosas nasales y los ojos del ave. También hay una versión de la infección que puede causar crecimientos escamosos en las patas del ave.

Las aves perderán plumas, y sus patas y picos pueden aparecer deformados, a veces incluso después del tratamiento. La detección temprana de esta enfermedad es crucial para reducir el riesgo de que un ave tenga cicatrices permanentes. Es tratada por un veterinario aviar con medicamentos antiparasitarios, ya sea por inyección o por vía oral.

Prevención de la infección parasitaria en aves

La clave para mantener a su ave libre de infecciones parasitarias es asegurarse de que tenga una dieta nutritiva, por lo que si se enferma, su sistema inmunológico puede trabajar para combatir la infección. Asegúrese de que su área de vivienda se mantenga limpia y libre de moho u otros crecimientos. También es importante lavarse las manos con frecuencia cuando socializa con su ave.