¿Los perros necesitan chalecos salvavidas para ir a nadar?

Los chalecos salvavidas pueden parecer inicialmente accesorios innecesarios para un perro, pero tienen un propósito importante, incluso si un perro sabe nadar. Para los perros que pasan tiempo dentro o cerca de cuerpos de agua, usar un chaleco salvavidas podría, literalmente, salvarles la vida, pero no todos los chalecos son iguales o se ajustan a un perro correctamente. Saber cómo usar adecuadamente un chaleco salvavidas es importante para cualquier dueño de perro que disfrute pasar tiempo junto al agua con su cachorro.

¿Qué es un chaleco salvavidas para perros?

Al igual que para las personas, los chalecos salvavidas para perros son prendas que se usan sobre el cofre y proporcionan flotación cuando están en el agua. Los chalecos salvavidas están hechos de material acolchado y flotante que mantiene a un perro a flote si entran al agua, además de que también tienen un asa y un anillo en D para sujetar una correa. Estas cualidades simples pero importantes son imprescindibles para cualquier chaleco salvavidas efectivo, además de hebillas resistentes para sujetar con seguridad al perro. Una variedad de colores y patrones también pueden ayudar con la visibilidad cuando está en el agua.

Elegir un chaleco salvavidas para tu perro

Hay muchas marcas, estilos, colores y patrones de chalecos salvavidas para perros diferentes disponibles, pero algunas características clave deben tenerse en cuenta antes de realizar una compra.

  • Tamaño - Por lo general, el peso del perro será el factor principal para elegir un chaleco salvavidas del tamaño adecuado, pero también se deben tomar medidas del pecho para garantizar un ajuste adecuado. Los fabricantes de chalecos salvavidas a menudo tienen pautas de medición para ayudar al dueño de un perro a elegir el chaleco del tamaño adecuado para su perro específico. Las cintas métricas son útiles para obtener las medidas adecuadas, pero probar un chaleco salvavidas es la mejor manera de verificar el ajuste. Los chalecos salvavidas deben estar ajustados, pero un perro aún debe poder caminar, correr, saltar y, lo más importante, respirar sin dificultad. Si un chaleco salvavidas es demasiado grande, un perro puede salirse de él.
  • Color - El color o el patrón de un chaleco salvavidas puede no parecer algo importante, pero si un perro cae al agua, el dueño del perro querrá que tenga una alta visibilidad. La cinta reflectante también es una buena opción para llevar un chaleco salvavidas si el perro pasa tiempo cerca del agua por la noche.
  • Manijas - Si un perro cae al agua, es posible que tenga que sacarlo para que los agarradores robustos y bien sujetos sean imprescindibles para cualquier chaleco salvavidas de calidad.
  • Anillo D Un anillo en D que está bien sujeto a un chaleco salvavidas es una buena conveniencia para buscar en un chaleco salvavidas. Este anillo permitirá al dueño de un perro atar una correa al chaleco salvavidas para que no sea necesario quitarlo y volverlo a usar cuando se usa una correa.
  • Hebillas Para mantener un chaleco salvavidas en un perro, necesitará tener hebillas. Las hebillas son mejores que los broches, los cierres de velcro u otros métodos de fijación, ya que se asegurarán en su lugar y asegurarán que el chaleco salvavidas no se salga del perro. Por lo general, también son ajustables para lograr un ajuste adecuado.
  • Flotador de cuello Fácilmente pasado por alto, pero una cualidad muy importante para tener en un chaleco salvavidas, un flotador de cuello es un chaleco salvavidas que proporciona flotabilidad y soporte a la cabeza. Se adhiere al cuello del perro y es necesario para mantener la cabeza de un perro fuera del agua.

Razones por las que un perro debe tener un chaleco salvavidas

Muchas razas de perros son buenos nadadores, pero incluso los nadadores seguros pueden cansarse, asustarse o recibir una fuerte corriente. Al igual que una persona, si un perro cae inesperadamente al agua, puede necesitar ayuda para mantener la cabeza fuera del agua, especialmente si está asustado o asustado, y las fuertes corrientes pueden tirar a un perro bajo el agua y hacer que se canse más rápido. Los chalecos salvavidas pueden ayudar a salvar la vida de un perro si ocurre alguna de estas situaciones.

Si un perro pasa tiempo en un bote, muelles, cerca de aguas profundas, cerca del agua con corrientes, o es una raza que no es un buen nadador, es bueno tener un chaleco salvavidas. Esperemos que un perro nunca lo necesite, pero en caso de que lo haga, el dueño de un perro se alegrará de tenerlo y de que pudieron mantenerlo a salvo.