Himalaya: Perfil de raza de gato

En este articulo
  • Caracteristicas
  • Historia de la raza
  • Entrenamiento y cuidado
  • Problemas de salud comunes
  • Dieta y Nutricion
  • Más investigación

Los gatos del Himalaya, también conocidos como 'Himmies', son una raza híbrida de gatos persas y siameses. El resultado es un bello felino con un pelaje largo, sedoso, persa, con coloración puntiaguda siamesa y brillantes ojos azules.

De tamaño mediano a grande, el gato Himalaya fornido y de cuerpo grueso tiene un cofre ancho y profundo, un abdomen redondeado y huesos fuertes. Un Himalaya saludable debe sentirse musculoso y sólido, pero no demasiado gordito.

A pesar de su mayor tamaño, los Himalaya pueden ser considerados un 'gigante gentil' del mundo felino. Adoran la atención y el afecto de sus dueños, tienen personalidades dulces y templadas y son muy juguetones. Sin embargo, si está buscando un gato de bajo mantenimiento, un Himalaya puede no ser la elección correcta para usted: sus abrigos largos y sedosos requieren cuidado diario.

Descripción de la raza

Tamaño: De tamaño mediano a grande con un cofre amplio y un abdomen redondo. Los Himalaya generalmente pesan entre 7 y 12 libras, pero algunos machos pueden pesar más.

Abrigo y color: Capa interna densa con una capa larga que viene en colores y patrones puntiagudos. Algunos colores incluyen gris, azul, chocolate, lila y crema.

Esperanza de vida: 15 años o más



Características del Himalaya

Nivel de afectoAlto
AmabilidadAlto
Amabilidad de los niñosAlto
Amabilidad de las mascotasAlto
Necesidades de ejercicioBajo
AlegríaModerar
Nivel de energíaBajo
InteligenciaBajo-moderado
Tendencia a vocalizarBajo
Cantidad de derramamientoAlto

Historia del Himalaya

A diferencia de muchas otras razas, los Himalaya no tienen una historia muy larga. De hecho, han existido por menos de 100 años.

Durante las décadas de 1920 y 1930, los criadores de todo el mundo intentaron producir un gato con un cuerpo persa y marcas siamesas. En 1935, dos investigadores médicos de Harvard cruzaron un macho persa negro con una hembra siamesa para estudiar cómo se heredaban ciertas características genéticas. La intención era no para crear una nueva raza de gato. Después de crear y cruzar varias camadas, estos investigadores finalmente produjeron el primer verdadero gato del Himalaya, al que llamaron Debutante.

La cría disminuyó durante la Segunda Guerra Mundial, pero después de la guerra, una criadora estadounidense llamada Marguerita Goforth creó el primer gato de cuerpo persa con coloración puntiaguda siamesa.

En 1957, este híbrido fue reconocido oficialmente por la Asociación de Fancieros de Cat (CFA) y la Asociación de Fanáticos de Cat de América. Varios años después, la Asociación de Aficionados al Gato combinó las razas Himalaya y Persa, debido a sus tipos de cuerpo similares. Hoy en día, muchas organizaciones aún no consideran a los Himalayas y Persas como razas claramente separadas.

Cuidado del Himalaya

Si no estás dispuesto a dedicar un tiempo a arreglarte cada día, el Himalaya probablemente no sea el gato adecuado para ti. Debido a que tienen un cabello largo y sedoso que se enreda y se enreda fácilmente, el pelaje del Himalaya debe cepillarse diariamente con un peine robusto y de dientes anchos. Esto eliminará y evitará enredos y esteras, y ayudará a eliminar la suciedad, el polvo o los escombros. También se recomienda que un Himalaya visite a un peluquero profesional cada pocos meses para asegurarse de que su pelaje esté sano y limpio. La buena noticia: a los Himalaya les encanta recibir la atención de sus propietarios, lo que facilita el aseo y una excelente experiencia de unión tanto para el propietario como para el Himalaya.

Puede proteger sus piernas y sus muebles recortando las uñas de su Himalaya con regularidad. Examine sus patas semanalmente y recórtelas según sea necesario para mantener sus patas sanas y sin lesiones. Dedica un tiempo cada semana para examinar las orejas de tu gato también. Las orejas puntiagudas de los Himalaya son susceptibles de capturar suciedad y escombros, lo que puede provocar infecciones y otros problemas de oído en el futuro. Si encuentra restos en las orejas de su gato, use un limpiador de orejas para mascotas y una bola de algodón para quitarlo suavemente. Nunca use un bastoncillo de algodón en las orejas de su gato; puede causar graves daños a las delicadas estructuras del oído interno. Si las orejas están muy rojas o inflamadas, muy sucias o huelen raro, llévelo al veterinario lo antes posible.

Los Himalaya tienen pocas necesidades de ejercicio, pero son extremadamente juguetones y se volverán traviesos si se aburren. Puedes mantenerlos entretenidos y entretenidos proporcionando muchos juguetes para gatos y dedicando unos minutos a jugar cada día. Debido a que los Himalaya tienen personalidades tan juguetonas, algo tan simple como una bola de papel los mantendrá entretenidos durante horas.

Problemas de salud comunes

Aunque la variación genética de los Himalaya ofrece cierta protección contra problemas de salud heredados, pueden ser susceptibles a ciertas condiciones. No todos los Himalayas tendrán problemas de salud, pero es importante saber sobre ellos, si se desarrollan en su gato.

Algunas condiciones de salud comunes entre los Himalaya incluyen:

  • Poliquistico enfermedad en los riñones: La PKD se caracteriza por el desarrollo de quistes múltiples en los riñones de un gato. No pone en peligro la vida de inmediato, pero debe tratarse lo antes posible para prevenir el desarrollo de nuevos quistes y reducir el riesgo de infecciones bacterianas peligrosas.
  • Problemas respiratorios: Debido a que los Himalaya tienen caras planas, son más susceptibles a ciertos problemas respiratorios, como dificultad para respirar y tragar, o incapacidad para realizar actividad física.
  • Tiña: Los abrigos largos y gruesos de los Himalaya son más difíciles de peinar, lo que les da un mayor riesgo de desarrollar tiña. Asegúrese de revisar cuidadosamente la piel de su gato para detectar manchas rojas y escamosas durante las sesiones de aseo y consulte a su veterinario lo antes posible si sospecha una infección por tiña.

Asegúrese de hablar con su veterinario sobre las mejores formas de reducir el riesgo de su Himalaya de estas afecciones de salud. Podrán proporcionar pasos activos que puede tomar para protegerlo, así como un plan de acción si surge una afección de salud.

Dieta y Nutricion

Las necesidades nutricionales de su gato dependen de su edad, peso y niveles de actividad, por lo que es importante hablar con su veterinario sobre su horario de alimentación. Debido a que los Himalaya son susceptibles a las bolas de pelo, sus capas largas y sedosas son muy propensas a desprenderse, es posible que desee preguntarle a su veterinario acerca de un alimento especialmente formulado para prevenir o reducir las bolas de pelo.

La obesidad felina es un problema común entre todas las razas, así que tenga cuidado de no alimentar en exceso a su gato durante las comidas regulares o con golosinas. Si su gato está aumentando de peso en exceso, su veterinario puede proporcionarle un plan de dieta personalizado.

Más razas de gatos y más investigación

Los gatos del Himalaya son mascotas extremadamente dulces, juguetonas y amables que se pueden adaptar a prácticamente cualquier tipo de hogar. Tienen pocas necesidades de ejercicio, pero necesidades de aseo extremadamente altas: si traes un Himalaya a casa, puedes esperar acicalar su abrigo largo y grueso todos los días.

Como siempre, asegúrese de investigar y determinar si un gato del Himalaya es adecuado para el horario y el estilo de vida de su familia. antes de trayendo uno a casa.

Si está interesado en razas similares al gato del Himalaya, consulte:

  • El gato persa
  • El gato siamés
  • The Maine Coon