Cómo identificar los síntomas del golpe de calor en perros

Probablemente haya escuchado que los perros corren el riesgo de sufrir un golpe de calor cuando están a altas temperaturas. Afortunadamente, puede tomar medidas para prevenir el golpe de calor y mantener a su perro seguro.

El golpe de calor es una condición causada por una elevación de la temperatura corporal llamada hipertermia. Este aumento de la temperatura corporal tiende a ocurrir como respuesta a un desencadenante como la inflamación en el cuerpo o un ambiente cálido. Cuando un perro está expuesto a altas temperaturas, puede producirse un golpe de calor o agotamiento por calor. El golpe de calor es una condición muy grave que requiere inmediato atención médica. Una vez que se detectan los signos de golpe de calor, hay un tiempo precioso antes de que se produzcan daños graves o incluso la muerte.

Los perros no sudan por la piel como los humanos; sudan pequeñas cantidades a través de las almohadillas de los pies y la nariz. Desafortunadamente, esto no es suficiente para liberar el calor corporal excesivo. Los perros liberan principalmente calor jadeando, un método que intercambia aire caliente y frío. Desafortunadamente, este no es un proceso muy efectivo o eficiente, especialmente cuando la temperatura corporal es muy alta.

Si un perro no puede expulsar el calor, la temperatura interna del cuerpo comienza a aumentar. El daño al sistema celular y a los órganos del cuerpo puede volverse irreversible una vez que la temperatura del perro alcanza los 106 °. Desafortunadamente, muchos perros sucumben al golpe de calor cuando podría haberse evitado. Aprenda a reconocer los signos de golpe de calor y evitar que le pase a su perro.

Signos de insolación en perros

Los siguientes signos pueden indicar un golpe de calor en un perro:

  • Aumento de la temperatura rectal (más de 104 ° requiere acción, más de 106 ° es una emergencia grave)
  • Jadeo vigoroso
  • Mareos o desorientación
  • Encías de color rojo oscuro
  • Membranas mucosas pegajosas o secas (específicamente las encías)
  • Thick saliva
  • Acostado y sin ganas (o incapaz) de levantarse
  • Colapso y / o pérdida de conciencia

Qué hacer si sospecha un golpe de calor

Si tiene la más mínima sospecha de que su perro sufre un golpe de calor, debe tomar medidas inmediatas. Comuníquese con su veterinario lo antes posible para obtener consejos sobre los pasos que debe seguir. Si tiene a alguien que lo ayude, puede ser mejor dirigirse directamente al hospital veterinario abierto más cercano mientras intenta métodos de enfriamiento. O haga que una persona enfríe al perro mientras que otra llama al veterinario para pedirle ayuda. Es importante bajar cuidadosamente la temperatura corporal de su perro.



  1. Primero, mueva a su perro fuera del calor y colóquelo en un área fresca y sombreada que esté bien ventilada.
  2. Ofrezca a su perro agua fría, pero no fuerce el agua en la boca de su perro. Trate de no dejar que su perro tome cantidades excesivas a la vez.
  3. Comience a enfriar la temperatura corporal de su perro con agua fría. Puede colocar trapos o paños húmedos en las almohadillas de los pies, alrededor de la cabeza, en el abdomen y en las axilas. Reemplace las toallas frías con frecuencia a medida que se calientan. Evite cubrir completamente el cuerpo con toallas húmedas, ya que puede quedar atrapado en el calor. Puede usar un ventilador para ayudar a proporcionar aire fresco.
  4. NO use hielo o agua helada. El frío extremo puede hacer que los vasos sanguíneos se contraigan, evitando que el núcleo del cuerpo se enfríe y causando que la temperatura interna aumente aún más. El sobreenfriamiento también puede causar hipotermia (temperatura corporal baja) que conduce a una serie de nuevos problemas. Cuando la temperatura corporal alcance los 103.9 ° F, deje de enfriarse. En este punto, el cuerpo de su perro debe continuar enfriándose por sí solo.
  5. Visite a un veterinario lo antes posible, incluso si su perro parece mejor. El daño interno puede no ser obvio a simple vista, por lo que es necesario un examen. Se pueden recomendar pruebas adicionales para evaluar el daño.

Prevención de golpe de calor

No hay duda de que el golpe de calor es una condición potencialmente mortal. Afortunadamente, hay formas de evitar que ocurra un golpe de calor en primer lugar.

  • NUNCA deje a su perro solo en el automóvil en un día cálido, incluso si las ventanas están abiertas de par en par. El interior del automóvil actúa como un horno al sol y al calor. Las temperaturas pueden subir a niveles peligrosamente altos en cuestión de minutos, incluso si el clima afuera no es extremadamente caluroso.
  • Evite el ejercicio vigoroso en los días cálidos. Cuando esté afuera, opte por áreas sombreadas.
  • Mantenga agua fresca y fresca disponible en todo momento.
  • Recuerde que ciertos tipos de perros son más sensibles al calor, especialmente los perros obesos y las razas braquicefálicas (de nariz corta), como Pugs y Bulldogs. Tenga mucho cuidado cuando estos perros estén expuestos al calor.

Algunos perros pueden recuperarse por completo del golpe de calor si se detecta lo suficientemente temprano. Otros sufren daños permanentes en los órganos y requieren tratamiento de por vida. Lamentablemente, muchos perros no sobreviven al golpe de calor. La prevención es la clave para mantener a su perro seguro durante el clima más cálido.

If you suspect your pet is sick, call your vet immediately. For health-related questions, always consult your veterinarian, as they have examined your pet, know the pet's health history, and can make the best recommendations for your pet.