Cómo entrenar a tu perro para que corra junto a una bicicleta

Tal vez eres un fanático del ciclismo que también ama a los perros. O tal vez eres un amante de los perros que quiere comenzar a andar en bicicleta. ¿Puedes juntar los dos y andar en bicicleta con tu perro?

Montar en bicicleta con su perro significa una de dos cosas: su perro viaja en un remolque de bicicleta o canasta para mascotas, o su perro corre junto a su bicicleta. Este último puede ser una gran forma de ejercicio para ciertas personas y perros. Para perros más pequeños o perros intolerantes al ejercicio, es mejor quedarse con el remolque o la cesta de la bicicleta. De cualquier manera, es importante hacer esto de la manera correcta.

Perros de paseo

Algunos perros no están destinados a correr. Los perros con hocicos cortos, como bulldogs o pugs, además de perros mayores, perros intolerantes al ejercicio y algunos perros pequeños simplemente no están preparados para correr. Pueden sobrecalentarse o sufrir agotamiento, enfermedad o lesiones. Si aún desea llevar a su perro a pasear en bicicleta, debe comprar un remolque para bicicletas o una canasta para mascotas. Asegúrese de elegir un remolque o una cesta que sea lo suficientemente grande como para darle a su perro espacio para moverse, pero lo suficientemente pequeño como para que no se caiga.

Asegúrese de presentarle a su perro la canasta o el remolque con refuerzo positivo. Asegúrese de que los primeros paseos sean lentos y suaves. Además, asegúrese de que la cesta o el remolque estén bien sujetos a su bicicleta.

Perros corriendo

Si decide comenzar a dejar que su perro corra junto a su bicicleta, determine si esta actividad es apropiada para su perro. Canicross es otra opción que le permite a su perro correr con usted, pero no agrega el riesgo de una bicicleta. Recuerde que mientras monta su bicicleta, su perro necesitará correr todo el tiempo. Considere las pautas para correr con su perro.

  • Su perro debe ver al veterinario antes de comenzar cualquier nuevo régimen de ejercicio.
  • Su perro debe estar bien entrenado y socializado para poder correr junto a su bicicleta sin incidentes. Asegúrese de que su perro pueda caminar con una correa suelta y sepa cómo comportarse adecuadamente durante una caminata.

Gradual Introduction

Si ha decidido que correr es adecuado para su perro, debe presentarle la bicicleta a su perro. Algunos perros estarán bien con una bicicleta en movimiento, mientras que otros estarán asustados.



Tenga en cuenta que pueden pasar días o semanas antes de que su perro camine a su lado mientras monta en bicicleta. Comience con su perro con una correa y una bicicleta estacionada. Si parece asustado, aléjese de la bicicleta y recompense al perro cuando deje de mostrar signos de miedo. Tendrá que acostumbrarlo a la bicicleta, acercándolo gradualmente pero evitando una reacción temerosa.

Una vez que su perro se sienta cómodo con la bicicleta, puede comenzar a moverla suavemente. Suba el ritmo tan lentamente como sea necesario hasta que su perro camine tranquilamente a su lado con una correa mientras camina en bicicleta. Recompense al perro por estar tranquilo y mantener su atención en usted. Luego, comience a andar en bicicleta lentamente mientras sujeta la correa de su perro.

Comience con unos 10 minutos a un ritmo lento a moderado. Controle la reacción de su perro al aumento del ejercicio. Agregue de 5 a 10 minutos al viaje cada pocos días. Si su perro se está desacelerando por sí solo o comienza a cojear, es hora de tomar un descanso. Descansa un poco y luego camina a casa. Aumente su ritmo ya que su perro puede tolerarlo.

Problemas y comportamiento de corrección

No olvide asegurarse de que su perro tenga acceso a abundante agua fresca mientras corre. Si no puede llevar agua, corra en un área pública donde haya agua disponible tanto para humanos como para perros. Evite altas velocidades y giros bruscos. Es mejor para tu perro si siempre mantienes un ritmo moderado que le permita trotar o trotar.

En los días calurosos deja a tu perro en casa. Durante los meses más cálidos, considere los paseos matutinos con su perro antes del calor del día. Si su perro muestra signos de insolación o agotamiento por calor, busque atención veterinaria inmediata. Además, no monte en asfalto caliente con su perro. Si el suelo está demasiado caliente para que lo toques, está demasiado caliente para las patas de tu perro.

Cuando vaya en bicicleta con su perro, debe seguir las mismas reglas básicas de caminar: recoger a su perro, controlar a su perro, respetar a los demás y prestar atención. También es importante mantener a su perro con una correa cuando corre junto a su bicicleta. Considere una correa de bicicleta para que sea más fácil para ambos. En caso de duda, realice paseos cortos y lentos hasta que su perro acumule la resistencia para más.