Cómo viajar internacionalmente con tu perro

Ya sea por negocios o placer, un viaje internacional puede ser emocionante, pero entre pasaportes, aduanas y vuelos de conexión, también puede ser abrumador. Para los dueños de mascotas que desean llevar a su amigo peludo, los viajes internacionales se vuelven aún más complicados.

Aquí hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a que un viaje internacional con su perro sea lo más fácil posible.

Cómo viajar con tu perro

Investigue el estado de rabia de su destino

La mayoría de los viajeros buscan en su destino las mejores actividades, hoteles y restaurantes antes de partir, pero los dueños de perros tendrán que hacer una tarea extra para conocer todas las reglas y regulaciones del país a la hora de ingresar con un perro, principalmente debido a la rabia. . Parte de la razón por la cual viajar internacionalmente con su compañero canino es a menudo una molestia es que algunos países están determinados sin rabia, mientras que otros están controlados por la rabia. Eso significa que si viaja desde un país controlado por la rabia, como Estados Unidos, a un país libre de rabia, como Japón, debe planear pasar un tiempo extra en la aduana porque puede no ser un proceso fácil.

Visita el veterinario

Mientras se prepara para su viaje, asegúrese de visitar al veterinario de su perro en la parte superior de su lista de tareas pendientes. No solo le dará la oportunidad de discutir cualquier inquietud y garantizar que su perro tenga la salud adecuada para viajar, sino que también deberá actualizar a su mascota sobre las vacunas particulares que se requerirán para su país de destino. así como solicitar copias de los registros de vacunación de su mascota. También tenga en cuenta que si bien cada país tiene diferentes regulaciones, la gran mayoría requerirá que su mascota sea implantada con un microchip.

Si bien la mayoría de los países occidentales permiten perros, al menos tendrá que proporcionar pruebas de que su mascota está al día con la vacuna contra la rabia. Además, tenga en cuenta que si vive en un país controlado por la rabia, su mascota debe ser vacunada contra la rabia al menos 30 días antes de su fecha de viaje. Hay algunos países que requerirán aún más vacunas: en países como Francia, España e Italia, todas las mascotas deben vacunarse contra el moquillo, mientras que Australia requiere vacunas que incluyen bordetella e influenza canina. Siempre es una buena idea investigar los requisitos de vacuna de su destino antes de partir para asegurarse de no tener ningún problema cuando intente ingresar al país.

Conoce las reglas

Junto con las vacunas, los dueños de perros también deben tener en cuenta que algunos países requerirán que tome medidas adicionales, incluida la obtención de permisos de importación. Si viajas desde un país controlado o con alto índice de rabia, la mayoría de los países también requerirán que tu perro se haga un análisis de sangre.



También hay algunas razas que ciertos países no permitirán porque se consideran 'violentas', incluso si ha tomado todas las medidas necesarias y puede presentar la documentación correspondiente. Aunque cada país tendrá una lista variada de razas, algunas de las razas prohibidas más comunes son Pit Bulls y Rottweilers, así como Dogo Argentinos y Mastines Napolitanos o Brasileños.

Tenga a mano el papeleo correcto

Si bien todos los países requerirán un certificado de salud veterinaria, los formularios en sí pueden variar. Por eso es una buena idea ponerse en contacto con la embajada del país con anticipación para obtener copias de toda la documentación veterinaria necesaria específica para su destino, y asegúrese de que su veterinario la complete dentro de los 10 días posteriores a la entrada. Créalo, algunos países, como Europa, incluso tienen la opción de obtener un pasaporte para su mascota. Se parece mucho a un pasaporte para un humano y permite a los dueños de perros viajar libremente dentro del país con su cachorro a cuestas.

Edúquese en cuarentena

La posibilidad de tener que poner en cuarentena a una mascota es suficiente para evitar que la mayoría de los dueños de mascotas intenten un viaje internacional con su perro. Pero es por eso que es esencial conocer los requisitos exactos para el país que visitará; mientras que algunos países ni siquiera permiten la entrada de perros extranjeros, otros pueden requerir un proceso de cuarentena que puede durar hasta varios meses. Los dueños de perros deben tener en cuenta que los países con regulaciones más estrictas tienen requisitos de cuarentena que pueden variar desde siete días hasta seis meses, por lo que es crucial informarse sobre las reglas de antemano.

Sin embargo, siempre que haga su tarea, la cuarentena no es algo de lo que deba preocuparse el viajero promedio. La mayoría de los países no ponen en cuarentena a las mascotas siempre y cuando los propietarios hayan tomado todas las medidas necesarias y hayan obtenido la documentación adecuada por adelantado.

Hacer adaptaciones para mascotas

Quizás lo más importante es que deberá asegurarse de estar volando en una aerolínea que acepte mascotas, y asegúrese de llamar con anticipación para conocer todos los pasos que deberá seguir para viajar al extranjero con su perro. Si tiene una raza pequeña, es posible que se le permita viajar con usted en la cabina, pero de lo contrario, su perro viajará en la bodega de carga. También tenga en cuenta que algunos aeropuertos internacionales no aceptarán animales domésticos, así que asegúrese de reservar un boleto para llegar a un aeropuerto de importación.

Ya sea que viaje a nivel nacional o internacional, a veces puede ser un desafío encontrar alojamiento de viaje que acepte mascotas. Deberá confirmar con anticipación si su compañía de alquiler de automóviles permite mascotas. También asegúrese de organizar un alojamiento nocturno que acepte mascotas y comprenda sus políticas, ya que algunos hoteles cobran tarifas adicionales o tienen ciertas reglas con respecto a los perros que son bienvenidos, como los requisitos de peso o tamaño.

Mantenga a su perro lo más relajado posible

Los viajes internacionales pueden ser estresantes para cualquier ser humano, por lo que es responsabilidad del dueño de una mascota considerar siempre la comodidad mental y física de su compañero de viaje de cuatro patas. Eso podría significar invertir en un portador acogedor y de calidad para su perro, abastecerse de una gran cantidad de alimentos, golosinas y juguetes, y hacer todo lo posible para mantener a su perro lo más tranquilo posible, especialmente cuando se trata del proceso aduanero. También querrá mantener la rutina de su perro lo más normal posible mientras espera para abordar su vuelo y después de que haya llegado a su destino.