Cómo recortar las uñas de tu gato

El recorte de uñas de rutina es una parte importante para mantener sano a su gato. Si las uñas no se cuidan con regularidad, en realidad pueden doblarse y crecer dentro de las almohadillas de las patas, causando hinchazón e infección.

Aunque la mayoría de los gatos evitan que esto suceda con el comportamiento de rascarse, aún es importante mirar las uñas periódicamente; Las uñas largas y afiladas pueden causar mucho daño a su propiedad y su regazo. Idealmente, los gatos deben cortarse las uñas cada tres o seis semanas.

Si bien puede parecer una tarea desalentadora, con cuidado y paciencia, usted y su gato deberían poder manejar una sesión de cuidado de las uñas sin mucha dificultad.

Antes de que empieces

Asegúrate de acostumbrar a tu gato al manejo antes de cortarle las uñas. Esto minimiza el estrés para su gato y puede prevenir mordeduras y rasguños en usted.

Por lo general, los gatos adultos tardan más en sentirse cómodos cuando se los manipula para algo como un recorte de uñas, especialmente si el gato ha tenido experiencias negativas en el pasado. Los gatitos tomarán la experiencia más fácilmente. En cualquier caso, ve despacio y sé paciente.

Que necesitas

  • Cortadoras o podadoras
  • Bolígrafo

Para recortar pequeñas uñas de gatito, simplemente puede usar un cortaúñas humano. Sin embargo, necesitarás cortaúñas para gatos para gatitos mayores y gatos adultos. Hay algunos tipos de cortaúñas para gatos disponibles en las tiendas de mascotas. Muchos propietarios prefieren los cortaúñas estilo tijera o de resorte. Otros prefieren el tipo que tiene una cuchilla tipo guillotina. Puede llevar algún tiempo de prueba y error saber qué tipo funciona mejor para usted y su gato.



Después de comprar los cortaúñas para gatos, practique usarlos en espagueti seco para que pueda sentir cómo se cortan.

Preparando a tu gato

Comience con su gato en un estado relajado, tal vez después de una comida. Invita a tu gato a sentarse en tu regazo y esperar hasta que el animal parezca relajado.

A continuación, levanta suavemente una de las patas de tu gato. Si no se separa, ofrezca un pequeño regalo. Haga esto durante unos minutos cada día, agregando gradualmente más patas.

El siguiente paso será recoger una de las patas del gato, hacer un poco más cada día y mantener las sesiones a unos minutos como máximo. Finalmente, intente apretar suavemente uno de sus dedos para extender la uña. Recuerda recompensar a tu gato por la calma. Retrocede un paso si tu gato se pone ansioso o agitado.

Estás listo para seguir adelante una vez que llegues a un punto donde tu gato te permitirá exponer la mayoría de sus garras, una a la vez, sin hacer un escándalo.

Comience a usar los cortaúñas

Ahora es el momento de presentarle a tu gato los cortaúñas. Haga esto durante una de sus tranquilas sesiones de caricias. Deje que su gato huela y explore los recortadores sin moverlos al principio. Poco a poco, comience a mover los recortadores, premiando la tranquilidad.

Después de varios días de sesiones, intente tocar suavemente las podadoras con las patas de su gato. Luego, intente levantar una pata y tocar los recortadores a la pata nuevamente. Recuerde mantener las recompensas por venir.

El proceso de preparar a tu gato para un corte de uñas puede llevar semanas o meses. Recuerde que todos los gatos aprenden a su propio ritmo. Los gatitos incluso pueden estar listos en unos días.

Cortar las uñas de tu gato

Una vez que su gato se sienta cómodo con el manejo de sus patas y la presencia de los cortaúñas, es hora de intentar cortar algunas uñas. Es posible que solo se corte una uña la primera vez, y eso está bien. Ir demasiado rápido no solo hará que tu gato se sienta estresado, sino que también puede provocar que te muerdan o te rasquen.

  • Comience con una toalla o una manta en su regazo para atrapar las uñas cortadas y evitar que las uñas de su gato se claven en su regazo. Trate de tener a mano polvo estético o un bolígrafo en caso de que corte accidentalmente la cutícula. Esto se usa para detener el sangrado y se puede comprar en una tienda de suministros para mascotas.
  • Elige un momento en que tu gato esté relajado. Elige una pata para comenzar.
  • La mayoría de los gatos tienen uñas blancas con rosa en la base. La parte rosa contiene la cutícula, o 'rápida', donde están los nervios y los vasos sanguíneos. No desea cortar esta parte o puede causar dolor y sangrado. Busque el lugar donde termina el rosa y comienza la parte blanca.
  • Aprieta suavemente la pata para exponer la uña. Usa los cortaúñas para cortar rápidamente la parte blanca a aproximadamente uno o dos milímetros de la parte rosa. Intenta evitar que tu gato salte de tu regazo.
  • Deténgase y elogie a su gato, ofreciéndole una recompensa alimentaria. Si su gato no está ansioso o agitado, continúe y repita el proceso en la siguiente pata.

Prevención de problemas con su gato durante el corte

Si accidentalmente cortas demasiado cerca de la parte rosada de la uña, tu gato puede experimentar un dolor breve y sangrar un poco por la uña. Aplique la pluma estilográfica o el polvo en el área hasta que se detenga el sangrado. Si su gato parece molesto, se debe detener la sesión de corte de uñas. Puedes intentarlo de nuevo otro día.

Si su gato es demasiado meneo para manipular las uñas, es posible que necesite ayuda de otra persona. Puede ser más fácil que una persona sostenga a su gato en una mesa mientras usted se concentra en las uñas. Si escucha gruñidos o silbidos, es mejor detenerse para que nadie salga lastimado.

Si continúa teniendo problemas para lograr que su gato se quede quieto para las uñas, o si aún no se siente cómodo con el proceso, obtenga ayuda de un profesional. Considera llevar a tu gato al veterinario o a un peluquero para que se arregle las uñas con regularidad.

If you suspect your pet is sick, call your vet immediately. For health-related questions, always consult your veterinarian, as they have examined your pet, know the pet's health history, and can make the best recommendations for your pet.